Jackie, la elegancia del drama.


– “Soy una mujer por encima de cualquier otra cosa”. #Jackie

Si, tal vez sea una película lenta, una película que tiene demasiados espacios, pero que para mi se llenan con la majestuosa dirección de arte, fotografía y vestuario de cada centímetro de celuloide.

Jackie no es un documental, es el relato visual sobre una mujer en estado de shock por la muerte de su marido y por las decisiones correctas que debe tomar ante la imagen pública propia y la de sus hijos. Cada silencio, cada reacción, cada gesto, cada pausa describe perfectamente el tono de una historia que claramente escribe a una mujer con dolor, miedo y desconcierto.

La velocidad de la película tiene el ritmo del drama de una perdida, ese vértigo típico que tiene sabor a  dolor, que no permite discernir entre sueño y realidad.

Cada una de las prendas imitadas, remiten a la perfección la moda y el estilo de los años ´60. Los trajecitos, vestidos, sombreros y peinados, nos llevan con exactitud a la época en la que transcurre la historia, ni siquiera el emulado blanco y negro de algunas escenas son necesarios para llevarnos a este viaje a través del estilo de una mujer que destacaba por su elegancia y sobriedad.

Nadie podría haber interpretado mejor a la ex Primera Dama como Natalie, no por su belleza, no por su juventud, no por su Oscar, solo ella puede usar el tono correcto y su mejor cara de loca bella para narrar una historia como esta. Se las recomiendo, mas allá del morbo, por el hecho de que puedan admirar una tragedia como una obra de arte.


Deja un comentario